El bajo interés por la Copa Confederaciones

Estamos a cerca de un mes del inicio de la Copa Confederaciones, sin embargo, el torneo no ha logrado la expectación que se esperaba, algo que se refleja en la venta de entradas para el torneo.

Pero la baja venta de entradas no es el único problema vinculado con el evento, ya que las negociaciones por la transmisión del torneo es otro punto que esta al debe, especialmente porque en muchas regiones no están interesados en la transmisión del torneo que sirve como un ensayo general para la Copa del mundo.

¿Porque el bajo interés en el torneo?

Durante los últimos días, se ha visto en múltiples portales los ruegos por parte de la FIFA para que una figura del marketing mundial como lo es Cristiano Ronaldo sea parte del torneo, todo esto ante la posibilidad de que el delantero del Real Madrid opte por no ir al torneo con su selección.

alemania campeon del mundo

A la eventual ausencia de Cristiano, se suma que en las últimas horas el cuadro de Alemania (Quien era el principal candidato a quedarse con el torneo) anuncio que iría con un equipo suplente, un tipo de decisión que aparte de quitar competitividad al campeonato, también resta interés en eventuales espectadores que estaban deseosos de ver a las principales figuras del campeón del mundo.

Todo lo anterior se ha reflejado en que hasta el día de hoy, no se han vendido ni si quiera el 50% de las entradas, algo que es preocupante si se compara con lo que sucedió en la edición de hace cuatro años en Brasil, cuando en esta fecha, ya se encontraban vendidas en un 100% las entradas, incluso para las instancias finales.

El problema con los derechos televisivos

Mientras que en países como Chile, Portugal y Alemania, las transmisiones ya se encuentran aseguradas, algo que va de la mano con que dichos países disputaran el torneo, en otras regiones los derechos televisivos están generando conflictos, especialmente porque la organización está vendiendo la Copa Confederaciones junto a la Copa del Mundo.

El valor por ambos torneos es de 120 millones de dólares (Datos proporcionados por Globoesporte), valores que son cuatro veces lo cobrado por Brasil 2013 y Brasil 2014, lo que sumado al bajo interés que está generando la Copa Confederaciones, ha llevado a que muchas cadenas de televisión solo estén negociando por lo que será la Copa del Mundo en el 2018, dejando en segundo plano a la Confederaciones.